Alimentos germinados para loros y guacamayas

Alimentos germinados para loros y guacamayas

¿Qué son los alimentos germinados?

Los alimentos germinados son los granos, las semillas y las leguminosas que iniciaron el proceso de creación de una nueva planta. Los granos y las semillas de una determinada planta son verdaderas concentraciones de nutrientes y, de cierta manera, “dormidas” esperando las condiciones ideales para su desarrollo. Cuando les proporcionamos agua y oxígeno y una determinada temperatura, estos alimentos inician diferentes procesos bioquímicos cuya finalidad es dar origen a una planta nueva.

¿Cuáles son sus ventajas?

Comer semillas germinadas y brotes tiernos es incorporar auténtica energía vital concentrada a todas las células del cuerpo de sus loros, favorecen la salud y alargan la vida.
Los germinados son un regalo de la naturaleza que podemos cultivar nosotros mismos o comprar ya listo.

Si pretende aumentar su ingestión de nutrientes a través de alimentos fácilmente digeribles, llegó la hora de conocer los alimentos germinados. Considerados alimentos “vivos”, los alimentos germinados son de fácil digestión y son verdaderas concentraciones de nutrientes y enzimas, poseen más nutrientes que el alimento original de una forma más digerible.

Proceso de germinación

Cuando comienza el proceso de germinación, la semilla produce diferentes compuestos que alteran la estructura de sus constituyentes que tendrán como objetivo originar y alimentar la nueva planta. El alimento germinado será de más fácil digestión, mucho más rico del punto de vista nutricional y tendrá menos factores anti nutricionales (compuestos que impiden la absorción de algunos nutrientes), aumentando de esta manera su valor nutricional.
Su contenido vitamínico y mineral y la biodisponibilidad de algunos de esos nutrientes puede aumentar entre 200 a 600%. Ocurre también un aumento de la cantidad de proteínas y el valor biológico de estas.
Con la germinación ocurre también la degradación de diferentes constituyentes del grano/semilla, volviéndolo mucho más fácil de digerir.

¿Cuáles son las precauciones a tomar?

Los diferentes tipos de semillas germinadas representan un riesgo de contaminación por el desarrollo de las bacterias patógenas. Hay alto riesgos microbiológicos en la producción de germinados
Las bacterias patógenas pueden contaminar las semillas a través del agua de riego, las partículas de la tierra, las temperaturas elevadas, la humedad ambiental… Son muchos los factores que incrementan el riesgo de contaminación de los germinados. Si tenemos en cuenta que se trata de un alimento mínimamente procesado que se consume prácticamente crudo, los germinados se convierten en un potente vehículo para que los microorganismos afecten a la salud.
Por esto hay que revisarlos bien, que estan bien frescos, y no guardarlos mucho tiempo. Debe ser de consumo rapido.

Germinar semillas en tu casa. ¡El enjuague y la aireación son dos pasos muy importantes!

Germinar semillas no es un proceso complicado. Sin embargo, la actividad de germinación debe realizarse con ciertas precauciones.

Enjuagar bien las semillas es muy importante en los primeros días de germinación. Por lo tanto, durante los primeros 2 días, enjuague tu plato hasta que el agua esté muy limpia.

Para los cereales, el almidón pegajoso se puede depositar en las paredes del germinador. Este almidón debe enjuagarse con más precaución.

Una vez que las semillas estén limpias, recuerde drenar bien las semillas para evitar el estancamiento del agua.

La falta de ventilación es un error común que causa moho.

Siempre promueva una buena circulación de aire en el germinador y verifique que las semillas no se peguen en el tapón. (Lo que impide que entre el aire).

A medida que crecen los brotes, se pueden formar paquetes que limitan el flujo de agua. Es necesario desenredar los brotes y también aprovecharlos para eliminar los cascos o las semillas que no habrían brotado.
El moho es un signo de falta de aire o demasiada humedad. El moho blanco no es tóxico, pero si se convierte en azul o verde, entonces si es tóxico.
Sin embargo, recuerde que la raíz de tu semilla germinada siempre debe ser blanca. Una raíz que se vuelve marrón es un signo de oxidación. No los consumas en este caso.

MENU